Hay 8 Budas de la Medicina, incluyendo el Buda Shakyamuni, por eso a veces se considera que son 7.

Cada uno de estos Budas, en el pasado, realizó una serie de plegarias de aspiración para poder ayudar a todos los seres. Más tarde se comprometieron a una vez alcanzada la iluminación, asistir a los seres en su camino hacia la iluminación de maneras específicas.

Como decimos cada uno de los 8 Budas, ayuda de una manera en particular a lograr ese estado de felicidad duradera que deseamos. Sabemos que hay tres tipos de motivación, es indispensable tener una de ellas cuando realizamos una práctica de dharma.

La primera e inferior, es el deseo de renacer en los reinos superiores durante nuestras próximas vidas. Recordemos que existen 6 Reinos: tres inferiores que son el reino de los Infiernos, el Reino de los Espíritus Hambrientos o pretas, el Reino de los Animales, y tres Reinos Superiores que son el Reino de los Humanos, el Reino de los Semidioses y el Reino de los Dioses.  Para lograr este objetivo, nos comprometernos a practicar la ética moral, comprometiéndonos antes de la práctica a no dañar a otros seres vivos.  Esto es indispensable para renacer en los reinos superiores.

La segunda motivación sería alcanzar la liberación para uno mismo. Uno mismo desea alcanzar ese estado y se compromete a practicar de manera correcta para alcanzarlo.

La tercera motivación, la más elevada e indispensable en cualquier ritual Mahayana, sería desarrollar la mente del despertar, la Bodhichita. La mente que desea alcanzar la iluminación para llevar a ese mismo estado a todos los seres. Desarrollando la Gran Compasión y la Gran Sabiduría.

De este modo, solicitamos a estos 8 Budas, que nos asistan en nuestro camino, (a nosotros y a todos los seres) eliminando todas las dificultades mentales, emocionales y físicas.